Tapa enchufes, ¿son todos seguros?

In Aberturas, Balcones, Baño, Cocina, Dormitorio, EN EL AUTOMÓVIL, EN EL HOGAR, EN LA ESCUELA, EN VACACIONES, Puertas, Ventanas by seguridad infantil febrero 13th, 20180 Comments

Todas sabemos que debemos tener muchísimo cuidado con la electricidad cuando de nuestros hijos se trata. En esta entrada ya te habíamos contado qué cuidados generales debemos tener en nuestro hogar en relación a la instalación eléctrica, para evitar accidentes fatales. En esta ocasión, vamos a hablar específicamente de los tapa enchufes. Si bien lo ideal es que las tomas eléctricas de la pared estén a 1,20 mts (o más) del suelo, muchos hogares tienen instalaciones más antiguas que no siguen esta indicación. Cambiar la ubicación de las tomas puede ser costoso y por lo general recurrimos a los tapa enchufes como medida de seguridad. Pero, ¿son todos igual de seguros? Veamos sus diferentes tipos y características

Tapa enchufe a presión

Fáciles de conseguir en farmacias y negocios de artículos de bebé, se colocan a presión sobre la toma eléctrica de la pared. Si bien son la opción más barata, y rápida, no son del todo seguros. ¿Por qué? Porque en relativamente poco tiempo, cualquier bebé que ya gatea se las puede ingeniar para quitarlo. 

 

También se comercializan este tipo de tapa enchufes pero con dibujos muy simpáticos. Si a nosotras nos parecen adorables, ¿qué pasará por la cabecita de nuestros pequeños? Te recomendamos nunca poner un tapa enchufes con decoraciones que lo hagan aún más tentadores para los niños.

Tapa enchufe de giro

En este caso, el tapa enchufe consta de un mecanismo de giro, que se pega a la toma, de forma tal de que para liberarla es necesario introducir el enchufe del artefacto que estemos por usar y girar 90 grados el mismo. En este sentido es mucho más seguro que el anterior, ya que requiere de dos movimientos simultáneos (difíciles de lograr para niños pequeños). Sin embargo, tiene dos grandes fallas: la primera es que el sistema de pegamento del mismo no es infalible, y puede despegarse; y la segunda es que para colocarlo en la posición de cerrado es necesario girarlo manualmente, por lo que puede quedar abierto en un descuido nuestro.

Tapa enchufe con llave

Son similares a los tapa enchufe a presión, con la diferencia de que para quitarlos es necesario utilizar una llave plástica especial. Son más seguros que los anteriores, siempre que el producto sea de buena calidad y encajen bien con la toma; caso contrario puede que se salgan sólos. 

Toma con obturador de seguridad

Ésta es, sin lugar a dudas, la opción más segura (en segundo lugar después de la precaución de colocar las tomas a 1,20 metros del suelo).  Se trata de la toma propiamente dicha, no de una tapa para ésta, la cual incorpora un obturador de seguridad que impiden que se introduzcan elementos (en los orificios de fase y neutro) que no sean una ficha eléctrica. Como se observa en la foto, los orificios estan tapados cuando la ficha no está en funcionamiento, y no es posible abrirlos con un alambre o tornillo o lo que sea que el ingenio infantil imagine. Son más caros que los anteriores, y su instalación requiere de un electricista. De todas formas, siguen siendo la opción más segura, y la tranquilidad que otorgan bien valen la inversión.

Recordá: la prevención es la mejor manera de evitar accidentes.

¿Conocés el "Síndrome del niño sacudido"? Leelo aquí

Leave a Comment