Sillitas para el auto: ¿tenés la adecuada para estas vacaciones?

In EN EL AUTOMÓVIL, EN EL HOGAR, EN VACACIONES, Sistemas de Retención Infantil by seguridad infantil septiembre 30th, 2017



¿Por qué es tan importante la sillita para el auto?


Todos los años mueren en nuestro país más de 7000 personas por lesiones ocurridas en accidentes de tránsito. Los niños son especialmente vulnerables en estos accidentes: sin protección específica, un impacto a una velocidad baja, 60km por hora por ejemplo, puede dejar secuelas graves e incluso ser fatal. Es por eso que todo niño que sube a un auto debe viajar en las comúnmente llamadas sillitas para el auto, más específicamente, sistemas de retención Infantil (o SRI).

No olvides leer: RCP para bebés, cómo actuar ante una emergencia.

¿Desde qué edad deben usarse las sillitas para el auto?


No importa qué tan pequeños sean: al salir del sanatorio, los bebés recién nacidos deben viajar protegidos en un SRI. A esa edad, los bebés toleran muy bien los SRI y, de hecho, suelen dormirse una vez el auto está en marcha.
Ya a partir de los 6 y 8 meses, algunos niños aman viajar sentados en sus SRI; otros, por el contrario, los detestan. Pero SIEMPRE es preferible un niño gritando enojado y pataleando pero bien protegido en su sillita o butaca correcta, a un niño con lesiones graves o fatales.
Pero no todas las butacas o sillitas para el auto son iguales, ni cualquiera sirve para cualquier niño.
Acá te contamos qué SRI (o sillita para el auto) elegir de acuerdo a las características de tu hijo.

¿Qué butaca para auto comprar?

Grupo 0 Más conocido como “huevito”, esta indicado para bebes desde el nacimiento hasta los 10 kg de peso como máximo. Siempre deben ser colocados mirando a la inversa de la marcha del vehículo, bien amarrados con los cinturones de seguridad (siempre leer las instrucciones del fabricante sobre cómo instalarlo correctamente). En el caso de que el vehículo parara bruscamente, la posición del huevito hacia atrás permitirá que el cuerpo del bebé se apoye sobre un plano amplio y uniforme, el respaldo, protegiendo mejor su cabeza y columna vertebral. Si el bebé pesara más de 10 kg pero aún no cumplió un año, debe seguir viajando hacia atrás ya que la musculatura del cuello no es lo suficientemente fuerte como para sostener su cabeza en caso de accidente. De hecho, lo ideal es que hasta los dos años, los niños sigan viajando mirando hacia atrás del vehículo.

El “huevito” o SRI del grupo 0 debe colocarse en los asientos de atrás del auto, preferentemente en la parte central de los mismos, bien sujeto (con los cinturones del auto, sistema LATCH o ISOFIX, dependiendo del modelo del auto y/o del SRI; para esto siempre consultar las instrucciones del fabricante). Una vez colocado, el “huevito” no debería moverse más de tres centímetros hacia los lados. De ocurrir esto, debes ajustarlo más.

La cabeza del bebé debe quedar unos 6 centímetros debajo de la parte de arriba del SRI o “huevito”. Las correas del arnés del huevito, con el que se sujeta al bebé, deben quedar a la altura de sus hombros. El cierre pectoral que una ambas tiras laterales del arnés debe quedar a la altura de las axilas del bebé.

Las correas deben estar sin torceduras, bien planas. Si lográs pellizcarlas con los dedos, es que el arnés esta muy flojo y tenés que ajustarlo un poco más. Es mejor no usar camperas ni “ositos” que den una falsa impresión de ajuste; conviene colocar primero al bebe vestido con ropa liviana, ajustado correctamente y luego taparlo con una manta.

Grupo 1 Es la famosa sillita para el auto, o butaca. Se utilizan en niños entre los 9 kg y los 18 kgs. En niños de hasta 2 años, es preferible usarla mirando hacia atrás. A partir de los 2 años ya pueden colocarse mirando hacia la marcha del vehículo.
Dependiendo de la marca, este SRI se ajusta al vehículo con el cinturón de seguridad, o con sistema ISOFIX, LATCH o UAS.
En el caso de que el SRI cuente con protección lateral, es importante ajustar correctamente la altura a la del niño, para evitar lesiones ante colisiones de costado.
Sentar al niño y colocar los cinturones de seguridad propios del SRI. Debe quedar bien ajustado (no debe pasar más de un dedo entre las correas y el cuerpo del niño). Es preferible sentarlos sin camperas o abrigos abultados para que el ajuste sea correcto. Se recomienda vestirlos cómodamente y colocar una manta sobre ellos, luego de haber ajustado y colocado correctamente el arnés. Nunca poner una manta detrás o debajo del niño.

Las correas laterales deben pasar a la misma altura o por encima de los hombros del niño. Todas las correas deben quedar bien ajustadas, especialmente sobre los hombros y muslos del pequeño.

Grupo 2 Las butacas del grupo II están diseñadas para niños entre los 15 y los 25 kg de peso.
Son asientos elevadores de respaldo (ver foto), que hacen que el cinturón de seguridad del auto pase correctamente por encima de la clavícula, esternón, costillas y cresta ilíaca del niño sentado en esta butaca, brindando una buena protección. La mayoría tiene protección lateral, haciéndolos más seguros. Deben colocarse orientados hacia la marcha del vehículo, en la parte trasera del mismo, idealmente en la parte central de los asientos. La banda del cinturón de seguridad de la cintura debe encajar sobre las caderas del niño. La banda del cinturón de seguridad del hombro debe pasar sobre el hombro del niño, alejada de su cuello y de su cara.

Grupo 3 Las butacas del Grupo III son las comúnmente llamadas “booster”, y están indicadas para niños de entre 22 y 36 kg de peso.
Elevan la altura del niño para que el cinturón del vehículo lo sujete correctamente, pero carecen de protecciones laterales. Tampoco cuentan con respaldo.

Deben colocarse orientados hacia la marcha del vehículo, en la parte trasera del mismo, idealmente en la parte central de los asientos. La banda del cinturón de seguridad de la cintura debe encajar sobre las caderas del niño. La banda del cinturón de seguridad del hombro debe pasar sobre el hombro del niño, alejada de su cuello y de su cara.

Debemos recordar que cuando el niño llega a los 150 cm de altura, ya puede utilizar el cinturón de seguridad.

Recordá: la prevención es la mejor manera de evitar accidentes.

¡No olvides leer aquí las medidas que debes tomar para evitar accidentes en tu hogar!

Reglas Generales al usar sillitas para el auto

Antes de comprar un SRI (o sillita para el auto), probarlo antes en el vehículo, para verificar que se ajuste correctamente al mismo.
Los niños menores de 12 años siempre deben viajar en la parte trasera del vehículo, con el SRI que corresponda a su peso y edad.
Mientras midan menos de 150 cm de altura, siempre deben utilizar un SRI para viajar en el auto.
Nunca llevar a los niños a “upa”, ni compartir el cinturón de seguridad.
Si el SRI sufrió algún tipo de golpe, se recomienda cambiarlo por uno nuevo, ya que los elementos se resienten y pueden romperse ante un siniestro.
No importa que tan corto sea el viaje; los niños deben ir siempre sentados en su SRI.
JAMÁS usar arneses como medida de retención! Son peligrosos, pueden causar lesiones graves en un accidente y no están autorizados para su comercialización.
Siempre usar elementos 100% homologados, teniendo cuidado de seguir las indicaciones de instalación del fabricante. En Argentina no hay normativa nacional específica sobre características de seguridad de las butacas o sillitas para el auto (la única excepción es a nivel de la Ciudad de Buenos Aires, la Ley N° 5.294 que modifica el  Código de Tránsito y Transporte de la Ciudad y sólo es obligatorio dentro de ésta). Por eso es muy importante guiarse por las certificaciones de IRAM 3680-1 y 3680-2 (Argentina), FMVSS213 (Estados Unidos), UNECER44/04(Unión Europea), AS/NZS 1754 (Australia y Nueva Zelanda) y INMETRONBR 14.400 (Brasil). Siempre debemos chequear que la sillita para el auto que estés comprando tenga alguna de las dos certificaciones. Aquí podés consultar qué marcas y modelos están homologados y cuáles es mejor no comprar!

Fuentes consultadas:

  • Biblioteca Nacional de Medicina de USA – https://medlineplus.gov/spanish/ency/article/000030.htm
  • http://www.butacasegura.com.ar/

Recordá: la prevención es la mejor manera de evitar accidentes.

¡No olvides leer aquí las medidas que debes tomar para evitar accidentes en tu hogar!



Si querés recibir más información y artículos útiles, dejanos tu mail!