RCP para bebés: cómo actuar ante una emergencia

In Asfixias, EN EL AUTOMÓVIL, EN EL HOGAR, PRIMEROS AUXILIOS, Quemaduras, RCP by seguridad infantil noviembre 27th, 2017

Ya te contamos en otra entrada cuáles son las medidas para evitar asfixias en bebés y niños, y cómo aplicar los primeros auxilios en caso de que dicha asfixia se produjera. Aquí te vamos a contar en qué consiste la reanimación cardiopulmonar o RCP.
Es importante señalar que nuestro post de ninguna manera reemplaza al entrenamiento en RCP en un curso acreditado a tal fin.

rcp ante un paro cardiorrespiratorio

Cuando un niño inconsciente no respira, el tiempo se convierte en un factor crucial. Con tan sólo 4 minutos sin oxígeno comienza el daño cerebral. Entre 4 y 6 minutos más tarde sobreviene la muerte. Esta claro que conocer la técnica de RCP es una responsabilidad de todos los adultos de la casa. Aquí te contamos de qué se trata:

rcp en bebés


1 Verificá si el bebé está lúcido. Sacudilo muy suavemente, hablale, observá si se mueve o hace algún ruido.

2 Si el bebé no responde, pedile a alguien que llama a emergencias (107). No dejes al bebé solo para ir a llamar a emergencias hasta que no le hayas hecho RCP al menos durante 2 minutos.

3Con mucho cuidado colocá al bebé boca arriba sobre una superficie rígida. Si pensás que podría tener una lesión en la columna, movelo con ayuda de otra persona para evitar torcer la cabeza y el cuello.

4 Tenés que realizar las compresiones cardíacas: colocá tus dedos índice y medio sobre el esternón, en medio de los pezones, cuidando de no presionar el extremo del esternón. Presiona hacia abajo, comprimiendo 4 cm de profundidad. Debes realizar 30 COMPRESIONES, RÁPIDAMENTE Y SIN PAUSA, pero permitiendo que cada vez el pecho se levante completamente.

5 Abrí las vías respiratorias del bebé: levantá su barbilla con una mano, mientras inclinás su cabeza hacia atrás empujando su frente con la otra mano, como se muestra en la imagen:

Con calma, acercá tu oído a la nariz y boca del bebé, y observá si su pecho se mueve.
6 Si el bebé aún no está respirando: cubrí con tu boca la boca y nariz del bebé. Mantené su barbilla levantada y su cabeza inclinada. Dale 2 insuflaciones boca a boca. Cada una debe durar alrededor de un segundo y hacer que el pecho se levante. No las hagas en forma brusca, sino con calma y firmeza.

7 Repetí la secuencia de 2 minutos de RCP y 2 insuflaciones hasta que el bebé presente respiración normal, o hasta que llegue el servicio de emergencias. Después de una RCP, es normal que el bebé vomite y tenga dificultades para respirar. Debés colocarlo en la posición lateral de seguridad, esto es, de costado con el rostro vuelto ligeramente hacia abajo. Asegurate de que nada le bloquee ni le tape la boca y la nariz. La posición lateral de seguridad ayudará a mantener abiertas las vías respiratorias del bebé.

IMPORTANTE: ANTE UNA EMERGENCIA

  • NO esperes para ver si el estado mejora espontáneamente. Aplica los primeros auxilios mientras un tercero llama al 107. Si estas sola o solo, aplica primero los primeros auxilios.
Recordá: la prevención es la mejor manera de evitar accidentes.

¡No olvides leer aquí las medidas que debes tomar cuando llega el bebé a casa!

Referencias:

  • Manual de Primeros Auxilios y Prevención de Lesiones – Ministerio de Salud de la Nación Argentina – Dirección General de Emergencias Sanitarias – 2016
  • Biblioteca Nacional de Medicina de USA – https://medlineplus.gov/spanish/ency/article/000030.htm

Si querés recibir más información y artículos útiles, dejanos tu mail!