Heridas en niños, ¿cómo debemos actuar?

In EN EL HOGAR, EN LA ESCUELA, EN VACACIONES, Heridas cortantes, PRIMEROS AUXILIOS by seguridad infantil enero 3rd, 2018

Como siempre decimos (y podés leer aquí y aquí en detalle) la prevención es la mejor forma de evitar accidentes. PERO si llegaras a encontrarte ante la situación de un niño (o adulto) con una herida cortante, es bueno que sepas qué podes hacer (y que no!). Aquí te contamos cómo se caracterizan y cuáles son los primeros auxilios para este tipo de heridas:

Tipos de heridas


Las heridas pueden ser superficiales o profundas; lisas o melladas. Puede estar cerca de la superficie de la piel o afectar tejidos profundos, como tendones, músculos, ligamentos, nervios, vasos sanguíneos o incluso el hueso.
Cuando la herida es hecha por un objeto con punta (como un cuchillo, un clavo o un diente afilado) se denomina punción.

De acuerdo al vaso (“vena”) afectado, la pérdida de sangre será de distinta intensidad:
- Hemorragia Capilar: la pérdida de sangre es escasa y fácil de controlar.
- Hemorragia Venosa: la pérdida es de sangre rojo oscuro y su salida es continua, pudiendo ser de escasa o de abundante cantidad.
- Hemorragia Arterial: la pérdida de sangre es muy abundante, generando temor en la persona accidentada y en quienes lo asisten. La hemorragia es de color rojo brillante, su salida es muy abundante e intermitente, coincidiendo con cada pulsación del corazón. Requiere asistencia médica urgente.

primeros auxilios


Medidas generales ante heridas

1 Si la herida presenta hemorragia, para poder disminuir y/o detener el sangrado, debes aplicar una compresa o tela muy limpia sobre la herida, haciendo presión sobre la misma.

2 Si la herida es en un brazo, levanta el mismo a un nivel superior al corazón. Si es en una pierna, debes elevar las misma mientas la persona lastimada esta recostada, como se muestra en la imagen. Hacer esto puede detener la hemorragia.

3 Si el sangrado no se detiene, es conveniente colocar más compresas y realizar un vendaje. No aplicar un torniquete, salvo en casos de extrema gravedad en los que corra peligro de vida la víctima (como el corte de una arteria). La medida más segura es aplicar presión sobre la herida y trasladar a la persona al centro médico más cercano, o llamar al número nacional de emergencias (911 o 107).

MEDIDAS PARTICULARES SEGÚN TIPO DE HERIDA

Heridas que no sangran:

Luego de lavar la herida con abundante agua y jabón (preferentemente jabón blanco), usar un antiséptico líquido como el “iodo” (iodopovidona). Después, cubrir con una compresa, utilizando gasa preferentemente. NO USAR ALGODÓN sobre la herida ya que queda pegada a ella y se incorpora al tejido. La herida requiere revisión médica siempre.

Heridas sangrantes superficiales:

Debes lavarte las manos con abundante jabón o un limpiador antibacteriano para prevenir una infección.
Luego, debes lavar la herida con agua y un jabón suave. Aplicá presión directa (con una compresa o tela limpia) sobre la herida. Luego aplicá un vendaje limpio que no se pegue a la herida (preferentemente gasa) y vigilá que la misma no se infecte.

Heridas por punción

Luego de lavarte las manos con agua y jabón (o limpiador antibacteriano) para prevenir infecciones, enjuaga el lugar de la punción con agua corriente durante por lo menos 5 minutos, y luego lavala con jabón (preferentemente blanco). SIN HURGAR EN LA HERIDA, buscá si hay algún objeto dentro de la misma. En caso de haber algo dentro, NO LO RETIRES. Acercate al centro médico más cercano.  Si no podes ver nada dentro de la herida, pero falta un fragmento del objeto que la causó, busca también atención médica.

Heridas profundas con mucho sangrado

La pérdida de sangre por corte de una arteria o venas puede causar la muerte en muy poco tiempo, 3 a 5 minutos. Si te encontraras en una situación así, debes:

- Acostar a la víctima.
- Elevar las piernas hacia arriba (posición para shock)
- Limpiar la herida que sangra con mucho cuidado y elevar la parte lesionada (si el sangrado es en cualquiera de los miembros).
- Aplicar presión firme y directa sobre la herida sangrante (taponamiento por compresión). 
- Se debe mantener la presión hasta que pare el sangrado. Mientras procura comunicarte con emergencias (107 o 911).
- Concurrir al centro hospitalario más próximo

Lo que nunca debes hacer:
  1. NO creas que una herida menor está limpia porque no se vean desechos ni suciedad dentro de ella. Lavala siempre.
  2. NO respires sobre una herida abierta.
  3. NO trates de limpiar una herida muy extensa, especialmente después de que el sangrado esté bajo control.
  4. NO retires un objeto largo o profundamente incrustado. Buscá atención médica.
  5. NO hurgues ni retires los restos de una herida. Buscá atención médica.
  6. NO reintroduzcas partes expuestas del cuerpo. Cubrilas con material limpio hasta que llegue la ayuda médica.

IMPORTANTE: ANTE UNA EMERGENCIA

  • NO esperes para ver si el estado mejora espontáneamente. Aplica los primeros auxilios mientras un tercero llama al 107 o al 911. Si estas sola o solo, aplica primero los primeros auxilios.
SIEMPRE ACUDÍ AL CENTRO MÉDICO MÁS CERCANO

REFERENCIAS
• Manual de Primeros Auxilios y Prevención de Lesiones – Ministerio de Salud de la Nación Argentina – Dirección General de Emergencias Sanitarias – 2016
• Biblioteca Nacional de Medicina de USA https://medlineplus.gov/spanish/ency/article/000043.htm

Recordá: la prevención es la mejor manera de evitar accidentes.

¡No olvides leer aquí las medidas que debes tomar cuando llega el bebé a casa!

Si querés recibir más información y artículos útiles, dejanos tu mail!