Lesiones por caídas y golpes en niños pequeños

In Aberturas, Balcones, Baño, EN EL HOGAR, Puertas, Ventanas by seguridad infantil septiembre 12th, 2017

Cuando los bebés comienzan a adquirir capacidades motoras y, especialmente, cuando empiezan a gatear o aprenden a caminar, son muy frecuentes los golpes o caídas en el hogar. No debemos desesperar, ya que se trata de algo frecuente, pero, de igual manera, podemos prevenir que las lesiones no sean tan graves.
Debemos tener especial cuidado cuando, en nuestros hogares, hay balcones, escaleras y, por supuesto, ventanas, porque las caídas de gran altura son un riesgo potencial que pueden tener consecuencias fatales.
Los accidentes por caídas y golpes se deben a que se trata de una etapa en la cual los niños investigan todo su entorno, pero no tienen tanta percepción del peligro.

Consejos y tips para prevenir caídas en nuestros hogares:

Caídas en bebés


El bebé no conoce el hogar como nosotros que, incluso, podemos caminar a oscuras. Es recomendable brindar una buena iluminación para que el niño se desplace con mayor seguridad y, así, evitar caídas.


Example

Creemos que los lactantes no sufren tantos accidentes porque no se desplazan solos, pero la realidad es que muchos accidentes por caídas se dan en los cambiadores. Pensamos que, si nos alejamos tan solo un segundo para buscar algo, el bebé no se caerá, pero lo cierto es que los más pequeños de un día para otro irán adquiriendo nuevas destrezas y podrán girar sobre sí mismos. Por esta razón, antes de cambiar a nuestro bebé, debemos dejar todo preparado (pañal, ropa, óleo calcáreo, etc.).

El momento en el que el niño comienza a gatear, caminar y correr es una etapa fundamental. Se trata del tiempo en el cual los más pequeños comienzan a adquirir nuevas habilidades y mayor independencia. Serán, sin, duda, muchas las caídas que sufrirán al principio, pero no serán graves si tomamos las precauciones necesarias. No debemos asustarnos y exagerar nuestras reacciones ante una posible caída, porque el niño lo percibirá y se sentirá limitado a seguir intentándolo. En este periodo, es recomendable instalar pisos de goma para amortiguar las posibles caídas y fomentar que el niño no sufra impactos al caerse recurrentemente. También debemos tener mucha precaución y supervisión cuando dejemos a nuestros bebés sobre camas o sillones porque pueden rodar y caerse.
A medida que el niño crezca, irá dominando la capacidad de subir y bajar escaleras. Pero, al principio, será una actividad bastante peligrosa debido a que su habilidad motora no está muy desarrollada. Por esta razón, las escaleras siempre debe tener un pasamanos o baranda (no superior a 1,10m y la distancia entre barrotes no superior a 10cm para evitar asfixias).

Como padres, sabemos que mantener la casa ordenada cuando hay niños no es para nada fácil. Sin embargo, cuando los niños están comenzando a gatear o a caminar, es necesario mantener las zonas de tránsito despejadas, sin juguetes tirados en el piso, sin cajas o muebles decorativos que puedan hacer que los más pequeños se tropiecen. Es recomendable ubicar todos los juguetes en un mismo lugar (como, por ejemplo, un rincón de la casa) y que no estén desparramados por todo el suelo .


En el baño


Los pisos resbaladizos pueden provocar caídas para los más pequeños. Siempre prestar atención a que el piso del baño se encuentre libre de agua, de que el piso de la cocina no tenga grasa o agua, de que los suelos no se encuentren recién encerados o que las alfombras no sean demasiado deslizantes. Para mayor seguridad, utilizar protecciones acolchadas en los bordes de mesas o muebles que puedan lastimar al niño en el caso de que este se caiga.
Colocar una alfombra o protectores antideslizantes en las bañeras para evitar que los niños se puedan caer en el momento de bañarlos.

Escaleras, ventanas y balcones


Es necesario asegurar siempre las ventanas y balcones con trabas especiales y, así, evitar que los más pequeños las abran. Se pueden colocar redes de protección en balcones o terrazas, pero hay que tener cuidado también y que sean certificadas por profesionales porque, ante una emergencia por incendio puede dificultar la evacuación.
Nunca dejar a los niños solos en balcones o terrazas. Siempre debemos supervisarlos porque, hay elementos como macetas o sillas de jardín a los que pueden escalar y sufrir accidentes
Debemos, además, colocar protecciones para escaleras para evitar accidentes y proteger los huecos de escaleras con redes de protección.

Recordá: la prevención es la mejor manera de evitar accidentes.

¡No olvides leer aquí las medidas que debes tomar cuando llega el bebé a casa!

Compartí este Post

Si querés recibir más información y artículos útiles, dejanos tu mail!