Caídas de gran altura: cómo evitar lesiones en niños

In Aberturas, Balcones, EN EL HOGAR, Puertas, Ventanas by seguridad infantil septiembre 20th, 2017

Como padres sabemos de sobra que los niños son personitas sumamente curiosas. Pero también sabemos que no poseen la misma capacidad que los adultos para comprender cuándo algo es peligroso o qué puede hacerles daño. Por esta razón, vemos que los niños son intrépidos y que no miden el peligro al treparse a un sillón o un mueble alto o cuando intentan escabullirse en el hueco de una escalera. Ellos no pueden suponer cuáles van a ser las consecuencias de sus actos y, debido a esto es que debemos prestar mucha atención, sobre todo en ventanas y balcones, que suelen ser espacios muy atractivos para los más pequeños.



Recordemos que lasupervisión es siempre la mejor manera de prevenir un accidente, y aprender sobreprimeros auxilios la única forma de estar preparados.Seguridad Infantil



Además de esto, sabemos que las capacidades motrices de los niños no están del todo desarrolladas y, conforme van creciendo, van adquiriendo, también, nuevas habilidades. No obstante, a medida que van atravesando las distintas etapas, es muy normal que sufran muchas caídas, ya que no tienen tanto control sobre su cuerpo. En algunos casos, la caída puede significar lesiones leves, por ejemplo, en el caso de que se resbale de una altura no muy significativa, pero, en el caso de mayores alturas como cambiadores, ventanas, balcones y escaleras, las consecuencias pueden ser muy graves y hasta fatales.



Niños: ideas para evitar caídas de gran altura:


Los niños tienden a imitar todo lo que hacemos los adultos. Por esta razón, no debemos nosotros asomarnos en lugares como ventanas o balcones ni tampoco subirnos a escaleras o sillas –siempre y cuando el niño esté presente– porque lo más probable es que él intente hacer lo mismo estando nosotros presentes o, incluso, sin supervisión.
En lugares como terrazas y balcones, debemos eliminar objetos como macetas, sillas, mesas, etc., porque es muy usual que los niños se suban a estos elementos y trepen con la intención de mirar hacia el exterior o más allá de su rango de visión. Debemos evitar que el niño pueda escalar sobre cualquier objeto.
Tampoco debemos ubicar la cuna del bebé, la cama o el cambiador debajo o en lugares cercanos a ventanas o balcones porque también podrían escalar y caerse. Jamás debe subestimarse la curiosidad de un niño, por más pequeño que sea.
Utilizar protecciones para escaleras y tapar los huecos (superiores a 10cm) por donde pueda pasar un niño y sufrir una caída.
También tenemos que tapar las barandas que tengan barrotes del tipo horizontal, porque estos facilitan que los niños puedan escalar.
Instalar mallas de protección anticaídas que estén certificadas e instaladas por un profesional. Se pueden instalar para bloquear el paso de los más pequeños en ventanas, balcones, terrazas y huecos de escaleras.
Siempre debemos utilizar trabas de seguridad especiales para bloquear las puertas y ventanas que puedan permitir el acceso al exterior o a una zona de peligro para el niño.

importante


 Hay que recordar que nunca se deben instalar rejas en los hogares como método anticaída. Si bien es cierto que bloqueará el acceso a los niños, en caso de una emergencia, no permitirá la evacuación y esto también puede tener consecuencias fatales. Por esta razón, siempre se recomienda la instalación de una malla protectora que pueda ser quitada y cortada en el momento de una emergencia.

Si querés saber más sobre prevención de accidentes domésticos, podes leer cómo preparar tu casa para la llegada del bebé

Compartí este post!

Si querés recibir más información y artículos útiles, dejanos tu mail!