Asfixias: prevención de atragantamientos en niños pequeños

In Baño, Cocina, Dormitorio, EN EL AUTOMÓVIL, EN EL HOGAR, EN LA ESCUELA, EN VACACIONES by seguridad infantil septiembre 10th, 2017

Los bebés y niños tienen mayor riesgo de atragantamiento con alimentos y/u objetos pequeños, debido a que sus vías respiratorias aún están en desarrollo y su capacidad masticatoria es inmadura. Las principales causas de lesiones y muerte por asfixia son alimentos, monedas, juguetes y cualquier otro objeto que debido a su forma, tamaño y consistencia pueda obstruir la faringe, hipofaringe y/o tráquea
A continuación, te mostramos los 10 consejos más importantes a tener en cuenta para evitar asfixias en los más pequeños:

Medidas de Prevención de atragantamientos

  • Altura de los objetos

    Debemos movernos por nuestra casa teniendo en cuenta la altura del bebé (y hasta 1.20m de altura) y prestar atención a todos los elementos y objetos que puedan producir una asfixia en el bebé o niño. Estos objetos debemos ubicarlos en sitios inaccesibles para los más pequeños, ya sea en lugares de mayor altura o espacios que cuenten con trabas de seguridad especiales.

  • Tamaño de los objetos

    Los objetos al alcance de los niños menores de tres años no deben tener un tamaño menor a 3cm de diámetro. Si los objetos pueden caber en un espacio igual o menor, debemos alejarlo del alcance de los niños y prestar suma atención.

  • Al momento de comer

    Supervisar siempre a los niños cuando estén ingiriendo alimentos o bebidas. Tenemos que cerciorarnos de que estén bien sentados y erguidos y que se encuentren tranquilos. Debemos, además, evitar que se rían o lloren cuando estén por ingerir algún alimento porque esto puede propiciar que se atraganten. Y, por supuesto, nunca debemos obligar a nuestro bebé a comer.

  • TAMAÑO DE LOS ALIMENTOS

    Debemos ofrecer a nuestros pequeños alimentos cuyo tamaño sea el adecuado para su edad y que el pediatra haya autorizado. También tenemos que controlar que –en el caso de alimentos que estén triturados o mezclados– no se encuentren partes de mayor tamaño que no podamos observar.

  • SUPERVISAR A LOS MAS GRANDES

    A cierta edad, los niños ya pueden comer caramelos, frutos secos u otros alimentos con trozos más grandes o duros. Sin embargo, siempre deben estar supervisados mientras los ingieran y no debemos dejarlos en un lugar accesible del que puedan agarrarlo sin nosotros darnos cuenta

  • AL CONDUCIR

    Mientras manejamos, es recomendable que los niños no coman o beban, ya que podemos frenar de golpe o hacer algún movimiento brusco y esto provocar que los más pequeños se atraganten.

  • JUGUETES

    Los juguetes que son para mayores de 3 años tienen un símbolo que avisa a los padres de que estos pueden contener partes pequeñas que pueden ser tragados y provocar asfixias. Prestar atención a la edad sugerida por el producto infantil.

  • HERMANOS

    Cuando tenemos niños de distintas edades, lo más probable será que ellos quieran jugar entre sí y compartir los juguetes. Sin embargo, cuando sean de edades muy distintas, debemos separar los espacios de juego para cada uno para que los juguetes que tengan piezas pequeñas no lleguen a las manos de un bebé o niño que pueda tragarlas.

  • MAMADERAS Y CHUPETES

    Los productos como mamaderas o tetinas deben tener garantía de seguridad y estar certificados. En algunas oportunidades, no desechamos ese chupete que está todo roto o esa tetina masticada porque son los preferidos de nuestros bebés. Sin embargo, debemos tirarlos y conseguir otros, porque, a veces, pueden romperse en trozos pequeños sin darnos cuenta y ser ingeridos.

  • MESADAS

    Tenemos que controlar que los objetos que se encuentren sobre muebles, mesas o demás mobiliario no contengan piezas desmontables o pequeñas que puedan propiciar un accidente por asfixia.

  • PRIMEROS AUXILIOS

    ¡Aprendé aquí cómo aplicar la Maniobra de Heimlich! En situaciones de atragantamiento debemos reaccionar con rapidez y seguridad. Sólo de esta forma evitaremos una fatalidad. LLAMAR AL 107 de ser necesario (línea nacional de emergencias)

para la prevención de asfixias recordar




Los menores de 3 años son los que tienen más riesgo de sufrir asfixias
No dejar en lugares accesibles a los más pequeños objetos como: monedas, botones, anillos, clips, gomas de borrar, globos desinflados, bolitas, pilas, tapas de lapiceras, tornillos, etc.
Tener cuidado cuando el niño ingiera:
– Frutos secos
– Caramelos
– Trozos grandes de fruta, verdura o carne

Si querés recibir más información y artículos útiles, dejanos tu mail!

Compartí este post!