Vidrios y lesiones fatales, ¿sabés cómo evitarlas?

In Aberturas, Balcones, EN EL HOGAR, EN LA ESCUELA, EN VACACIONES, Puertas, Ventanas by seguridad infantil febrero 5th, 20180 Comments

Las lesiones no intencionales (o accidentes) son la principal causa de muerte en niños y adolescentes, y siempre son muertes evitables. En otras entradas, como en este link, en éste y en este también, podrás encontrar ideas y consejos para que tus hijos estén siempre seguros. En esta oportunidad, vamos a centrarnos en el vidrio, material de uso muy común en nuestras casas y, por cierto, muy necesario! ¿Te imaginas una vida si él? Desde ventanas, mesas y espejos, hasta vajilla, pantallas y anteojos, el vidrio es esencial en nuestra cotidianeidad. Pero no por común deja de entrañar serios riesgos, incluso fatales, si no tenemos el debido cuidado al elegir el tipo de vidrio que usaremos en nuestro hogar.

Accidentes con vidrio

Una lesión producida por el filo de un vidrio puede abarcar desde una herida superficial, hasta un corte muy profundo que afecte tendones, nervios, venas y arterias, con consecuencias fatales. La mayor parte de los accidentes con vidrios ocurren cuando:

  • No se elige el vidrio correcto para el uso que se le va a dar, por ejemplo, usar vidrio común en ventanales, o en mesas vidriadas.
  • Se es imprudente al utilizarlo, por ejemplo, apoyar una escalera sobre una ventana de vidrio al limpiarla.
  • No se colocan señales que indiquen su presencia. Por ejemplo, puertas vidriadas o grandes ventanales que se quiebran por impacto de niños o adultos que al no verlos"pasan de largo".

Debemos asegurarnos de utilizar el vidrio correcto en nuestro hogar. A continuación te detallamos los distintos tipos de vidrio y el tipo de seguridad que brindan.

Tipos de vidrio

1 Vidrio Común: se lo conoce también como vidrio plano o cristal Float. Se lo comercializa en varios espesores, pero al romperse, el grosor del vidrio es indiferente: el vidrio se fractura en grandes astillas sumamente filosas que cortan como un cuchillo. Este tipo de vidrio no brinda ninguna seguridad en caso de romperse.

2 Vidrio laminado: consta de dos hojas de vidrio común unidas por una lámina de plástico (polivinil butiral) mediante calor y presión. En caso de quebrarse, la lámina plástica evita que los trozos de vidrio se desprendan. Este tipo de vidrio de seguridad se suele utilizar en los parabrisas de los autos. Posee muchas ventajas asociadas al muy importante hecho de que los trozos de vidrio no se desprenden al romperse (lo que ya de por sí evita heridas de gravedad):

  • al conservar su integridad no es necesario cambiarlo inmediatamente en caso de romperse;
  • al mantenerse unido, reduce el riesgo de caídas en caso de que una persona lo atraviese (por ejemplo, un ventanal de un balcón);
  • si se utiliza en un techo vidriado, impide que un objeto que lo impacte lo atreviese.

3 Vidrio armado: este vidrio incluye una malla de alambre que es colocada durante su fabricación. Si bien se quiebra como el vidrio común, muchos de los trozos quedan enganchados en el alambre. minimizando el riesgo de heridas (aunque en menor medida que el vidrio laminado o el templado, como se explica más abajo). Dado que este tipo de vidrio impide la propagación del fuego hasta por el lapso de una hora, es de uso recomendado en puertas y cerramientos contra incendio.

4 Vidrio templado: es vidrio que en su fabricación ha sido sometido a altas temperaturas para luego ser enfriado rápidamente. Es altamente resistente a impactos, y en caso de romperse, lo hace en pequeños pedazos no afilados, parecidos a la sal gruesa. Es altamente recomendable para grandes ventanales o puertas corredizas, mamparas de baño, vidrieras, etc. 

Prevención

  • Cuando el área vidriada es muy grande, es recomendable identificar el vidrio con algún autoadhesivo, sobre todo en puertas corredizas. Esto minimizará el riesgo de no ser claramente identificado y que los niños (o adultos) lo atraviesen.
  • Las zonas vidriadas deben estar bien iluminadas de noche.
  • Evitar que los niños jueguen en zonas vidriadas que no cuenten con vidrios de seguridad.
  • No presionar el vidrio al abrir una puerta o ventana.
  • No colocar felpudos ni alfombras sueltas cerca de vidrios.
  • Nunca permitir que los niños se paren ni se sienten sobre mesas de vidrio (evitar tenerlas cuando hay niños en el hogar).
  • Mantener los pisos cercanos a ventanales o puertas vidriadas secos y libres de objetos que puedan causar resbalones.

Fuentes consultadas

  • http://www.sap.org.ar/docs/profesionales/manual_accidentes.pdf
  • http://www.caviplan.org.ar/

Recordá: la prevención es la mejor manera de evitar accidentes.

¡No olvides leer aquí las medidas que debes tomar para evitar accidentes en el auto!

Leave a Comment